domingo, 14 de junio de 2015



He dejado este blog abandonado en un llanto silencioso donde nadie se asoma, donde el musgo ha hecho su obra cubriéndolo de olvido.
                                Es hora de seguir las lineas para empapelar estas paredes con  mis inquietas letras vaciando el corazón y desnudando mi mente donde acaricio los  sueños,  donde acuno las respuestas a la orilla de esta playa que he llamado mi destierro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada